9 cosas que se viven cuando eres la hermana mayor

Cuando eres la hermana mayor tu vida no es tan sencilla. Primero tienes que acostumbrarte a que ya no eres la única niña de la familia y que tu mamá le prestará un poco más de atención a ese bebé chillón que trajo a la casa. Luego debes asumir diferentes responsabilidades y así sucesivamente. Te presentamos 9 cosas que se viven cuando eres la hermana mayor

Tal vez te pueda interesar: Hermanos separados por el Holocausto se reencuentran luego de 75 años

Cuando eres la hermana mayor, siempre tendrás que estar pendiente de los pasos de tu hermano dentro y fuera de la casa. Por eso y muchas cosas más es que ser la hermana mayor siempre va a ser todo un reto. Ni siquiera con el paso del tiempo las responsabilidades disminuyen, pues siempre serás la segunda mamá de tu hermanito. No es que sea una obligación siempre estar pendiente del pequeño de la casa, son impulsos naturales que la persona no puede elegir.

¡Así es la vida! cosas que se viven cuando eres la hermana mayor

Los hermanos menores despiertan ese instinto materno de manera espontánea en las hermanas mayores. Los padres que desean una familia ejemplar siempre esperan que la hermana mayor dé un buen ejemplo a los más pequeños de la cada. A medida que esta chica crezca van a querer que los ayude con el cuidado de todos sus hermanos y muchas otras cosas más. Siempre los que nacen primero tienen unos grandes zapatos por llenar, por eso se les impulsa a cumplir sus expectativas. Para que tengas una idea de lo difícil que es la vida de las hermanas mayores, te contamos 9 cosas que se viven cuando eres la hermana mayor.

Para que tengas una idea de lo que va vivir una chica cuando nace uno o varios hermanitos te resumimos la vida de una hermana mayor en 9 pasos. Si tienes hermanos menores de seguro reconocerás algunas de ellas:

1. En todos los aspectos de su vida deben dar un ejemplo:

Cuando se es una niña debe mostrarse siempre cuerda. Quizás sus hermanos más pequeños se portan mal o sean desobedientes a los mandatos de sus padres. Pero la hermana mayor “que ya esta muy grande para cometer esos errores” debe ser la mejor portada de la familia. La mayor siempre es la que debe tener excelentes calificaciones, finalizar una carrera universitaria prometedora y una familia considerada cómo “estable”, para ser el ejemplo de sus hermanos.   

2. En las peleas con tus hermanos:

Los problemas entre hermanos son provocados día a día. Es una manera de liberar energía mientras que se dicen cosas realmente hirientes entre sí. Las peleas entre hermanos terminan en golpes y diferentes palabras que verdaderamente no representan lo que sienten uno por el otro. Al final todo se termina cuando el hermano menor comienza a llorar mientras que la menor hace miles de oraciones al universo para que los papás no lo escuchen. Si sus papás escuchan el escándalo del pequeño esto se traduce a una reprimenda segura para la mayor que “no debe molestar a su hermanito”.

3. Los hermanos menos siempre son honestos:

La confianza con su hermano mayor es inmensa, por eso es que se sienten completamente libres para decir cualquier ocurrencia. Criticar, decir malos comentarios y más que no va a ser un comportamiento totalmente constructivo. Los comentarios parecidos a: “tu novio es horrible” o “estás demasiado gorda” son completamente dolorosos para las hermanas mayores. Por eso si eres un hermano menor deberías medir un poco tus comentarios, ya que tus hermanas no siempre quieren la verdad.

4. Nadie en el mundo es capaz de entenderte, excepto quienes sean tus hermanos:

No importa el número de peleas que tengan entre sí. Los hermanos menores conocen a la perfección a su hermana mayor, incluso mejor que sus padres. Son el paño de lágrimas cuando sus hermanas tienen conflictos que no desea que nadie conozca cómo las peleas con su novio o la primera vez que su corazón fue roto.  

5. Eres una psicóloga con experiencia antes de los 16 años:

Son numerosas las veces en las cuales le resuelves los problemas a tus hermanos. Para cuando alcanzas los 16 años eres toda una psicóloga. Una graduada en la escuela de la vida en escuchar y resolver todos los problemas que tenga sus hermanos menores.

6. En todas tus salidas tus hermanos eran un combo que no podías dejar en casa:

Al parecer los hermanos menores cumplen el rol de chaperones a la perfección. Gracias a que eres la mayor los padres te ponen reglas muy estrictas donde los permisos son todo un trámite. Por eso es que cuando te dejan salir a alguna parte la frase “pero te llevas a tu hermanito” se encuentra después de haber dado un “sí”.

7. Tu hermano pequeños sigue siendo DEMASIADO molesto, incluso cuando ya están grandes:

La relación con tus hermanos menores no es modificada con el paso del tiempo. Mientras se mantengan bajo el mismo techo se comportarán de la manera más infantil. Al parecer  siempre serán su herramienta principal a la hora de enfrentar un conflicto.

8. Nadie es capaz de meterse con tus hermanos pequeños:

La hermana mayor siempre sentirá que es el único ser con derecho de fastidiar a sus hermanos. Si alguien más se toma el atrevimiento de hacerlos sufrir, ellas se convierten en toda una fiera. Lista para defenderlos con toda su fuerza.

9. No eres capaz de vivir sin ellos:

El amor de hermanas se encuentra por encima de cualquier pelea. Las hermanas son completamente incondicionales con sus hermanitos porque sin ellos no son capaces de vivir.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.