El clericot es una bebida ideal para aquellos momentos en que necesitas tomar algo verdaderamente refrescante además de ligero. Existen diferentes maneras de prepararlo pero hoy te mostraremos una técnica sencilla que te va a encantar. ¡Toma nota! aprende cómo hacer clericot fácil y rápido. En esta receta se puede utilizar vino tinto, manzana verde, refresco de limón y fresas -aunque estas son opcionales-. Lo mejor de todo es que se trata de una bebida sencilla de preparar ya que mezclas todos los ingredientes en una jarra y ¡listo!

Clericot

También te puede interesar: ¿Tienes el Rostro Apagado? Usa Bicarbonato para Recuperarlo

Aprende cómo hacer clericot fácil y rápido

Gracias a la forma tan sencilla de fabricarlo el clericot es fácil de adecuar según tus preferencias. Si te gusta un poco más dulce puedes sustituir el agua mineral por un divino refresco de limón. Ahora bien, si solo te interesa que sea una bebida refrescante entonces debes agregar un poco más de agua y una pequeña cantidad de refresco. Todo va a depender de cómo lo desees; así que toma en cuenta las características que debe poseer tu bebida favorita. Luego de que tomes el clericot va a volverse ocasional aquellos momentos donde tomes refrescos sin que se encuentren en medio de bebidas previamente preparadas.

Clericot fácil y rápido

¡Disminuye la ansiedad!

Sin duda esta es una manera infalible de disminuir las ansias por las gaseosas sin dejar de refrescarte o tomar algo dulce. Sin importar la frecuencia con la que bebías un refresco; dicho número será sustituido por 1 vez cada mes. Así pues las bebidas con mucha soda va a ser un gusto ocasional en tu vida y no tu agua diaria. La receta que debes seguir para preparar el delicioso clericot es la siguiente:

Cómo hacer clericot: Ingredientes

Los ingredientes que necesitas son: 2 tazas de vino tinto, 1 agua mineral, 1 refresco de limón, 1 manzana roja o verde picada en cuadros, 2 fresas o en su defecto ½ durazno y mucho hielo. Su preparación es más que sencilla solo debes mezclar el vino con agua mineral, manzana y refresco de limón, agregando al final el durazno o la fresa. Luego mezcla un poco antes de servir cuidando de no quitar el gas, enfría o en su defecto sirve con hielo.

¡Salud!

Deja un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.