Cómo lavarte la cara correctamente: ¡lo estuviste haciendo mal toda la vida!



Todos sabemos que debemos lavarnos la cara bien, y seguido. Pero, ¿y si has estado haciéndolo mal y no lo sabes? Los expertos explican cómo lavarte la cara correctamente, y vas a sorprenderte, porque lo estuviste haciendo mal toda la vida. ¡No te lo pierdas!Cómo lavarte la cara correctamente - 3

Usa agua templada

Para lavarte la cara, usar agua demasiado fría o caliente puede romper los capilares de tu rostro, lo que provoca que se vuelva roja. Si lo haces todos los días los capilares no llegan a sanar.

Elige una loción de limpieza apropiada para tu tipo de piel

Usando tus dedos puedes dar un suave y gentil masaje con la loción de limpieza en movimientos circulares ascendentes. Masajear la piel asegura que la suciedad se retire y estimula la circulación. Sigue masajeando por 30 segundos las zonas oleosas: frente, barbilla y nariz. Por último, enjuaga tu rostro con agua fría para cerrar los poros.Cómo lavarte la cara correctamente - 2

No hay una solución mágica en lo que se trata de la piel. Tienes que encontrar el producto que te funcione a ti. Busca lociones o cremas con ingredientes que sean buenos para tu tipo de piel. Si tienes tendencia a la grasitud y al acné, busca algo con ácido salicílico.

Haz una limpieza doble, dos veces al día

La primera será para remover las impurezas de la superficie, la segunda irá más profundo en la limpieza de los poros.

Siempre termina con un tónico

Lavarte la cara puede ser un poco fuerte para la piel, así que si no quieres generar el efecto contrario, lo mejor será que la hidrates luego de la limpieza. Usa un tónico que balancee el nivel de pH de tu piel de nuevo a lo normal. De este modo harás que tu sistema funcione correctamente y prevendrás los ataques de acné, grasitud o resequedad. La piel desbalanceada siempre tiene exceso de oleosidad o resequedad.Cómo lavarte la cara correctamente - 1

No te apresures

En especial en las áreas con arrugas, marcas, cicatrices, granitos, o aquellas con más tendencia a acumular impurezas (como la barbilla y los costados de la nariz). Tómate el tiempo para aplicar los productos, que hagan efecto, y luego, enjuaga bien la piel de todo el rostro con abundante agua, en especial las zonas difíciles de limpiar. Cuando hayas acabado, sécate gentilmente con una toalla limpia.

¿Qué te parecieron estos consejos? ¡Muchísimas mujeres lo estuvieron haciendo mal toda la vida! Pero ahora eso ya no te va a ocurrir más 😉

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.