Dile adiós al cabello graso



No hay una edad determinada para tener un cabello graso. Puede ser que lo tengas de toda la vida o puede ser que, por causas hormonales o agentes externos, el cabello se vuelva graso.

Se sabe cuando el cabello es graso porque los lavados duran pocos días y el cabello luce opaco y sucio, dando un aspecto descuidado.

En estos casos hay varias opciones con las que puedes contar.

cabellograso

Opciones

  1. Usa shampús secos: estos son unos aliados infalibles cuando no hay tiempo de lavar el cabello y los minutos cuentan. En solo cinco minutos de aplicarlo, estos shampús absorben el exceso de grasa, haciendo que el cabello parezca más limpio y suelto. Puedes aplicarlo por la noche y por la mañana, para mantener el cabello más reluciente.
  2. Lava el cabello día por medio: esto ayuda a que el bulbo capilar no genere tanta grasa y así el cabello dura más tiempo. Si los lavados son constantes, no sólo estás activando la grasa en el cuero cabelludo, sino que no dejas que la humedad del cabello por lavados anteriores se seque, corriendo el riesgo de sufrir más caída de cabello que lo habitual.
  3. Shampús con aloe: el aloe vera auxilia en muchas cosas y puede hacer maravillas por el pelo graso. Sustituye el shampú por aloe vera como alternativa natural y verás que en poco tiempo, el cabello graso va mejorando. El mejor producto que se ha usado en el cabello es un acondicionador equilibrante que en su composición tiene áloe y otros productos naturales y verdaderamente consigue desenredar  la cabellera sin engrasarla.

cabellograso1

  1. Secador: es conveniente que el secador sea usado con moderación. Hay que secar el cabello siempre, porque no es bueno quedarse con la humedad, pero el secador se debe aplicar a la temperatura media y hacerlo a unos centímetros del cabello, para no dañarlo. Son muy recomendables los secadores que tienen regulador de temperatura, ya que  proporcionan un ajuste de calor durante el secado y constituye una protección adicional contra el sobrecalentamiento del cabello.
  2. Alimentación: la alimentación es importante y cuanto más variada y rica sea, con vitaminas y minerales, la salud del cabello mejorará. También es importante evitar la comida grasa. Si comer menos grasa ayuda a la piel y al cuerpo, también ayudará al cabello. De igual forma, hay un tipo de grasas que siempre es conveniente que el cuerpo consuma, aunque en su justa medida. Entre ellas estaría el aceite de oliva, el aguacate, el pescado graso como el salmón, que contiene Omega-3 que es muy importante para que el cabello crezca con fuerza.

Sigue estos consejos y tu cabello cambiará sustancialmente. Yo lo probé ahora te toca a ti.!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.