Inconvenientes de dormir en pareja

Hola chicas! Dormir en pareja es algo muy lindo, estar con la persona que quieres, tienes en quien confiar, alguien con quien contar. Sales con esa persona especial y compartes todos los momentos que tienen en común y también los espacios físicos, como la cama. Y cuando esto sucede, que es lo que pasa?

Es toda una aventura compartir nuestra vida y nuestros tiempos con otra persona. En este artículo te dejo algunas situaciones que pueden ocasionarse cuando con nuestra pareja comparti lmos la cama.

Ronquidos

ronquido

Este es uno de los problemas más frecuentes. Sucede que quieres dormir y de repente no puedes porque comienza un singular concierto de sonidos de tu amado. Y comienza a transcurrir el tiempo y tú no puedes conciliar el sueño. Qué podemos hacer al respecto? No hay muchas opciones, o si? Puedes intentar utilizar tapones de siliconas en los oídos, de ese modo descansas tranquila, eso sí, no escuchas ni el despertador! Y si lo tapamos con la almohada?

Inquietud

pareja-durmiendo-

De repente estás por conciliar el sueño y tu pareja se mueve tanto que parece que estuviera en un hormiguero! Será que no puede conciliar el sueño?

Demasiado calor, demasiado frío?

Te acuestas con un equipo polar, medias de plush, como si fueras al polo, pero tu pareja se acerca como si fuera estufa y claro, comienzas a transpirar! Y por supuesto, decides comenzar a quitar algo de ropa, pero al ratito te vuelve a dar frío! Es que no hay un término medio?

Baño

Estas durmiendo plácidamente y de repente sientes que tu pareja se levanta y va al baño. Tranquilamente se acomoda y no pasa tanto tiempo y vuelve a moverse para levantarse y nuevamente ir al baño, parece como que una vez que vas, constantemente debemos ir! Pero es que nunca se va a terminar?

Cama chica

dormir

Sucede a menudo que la cama nos queda chica cuando la compartimos, o también sucede cuando nuestra pareja se nos acerca demasiado, como si temiera perdernos, dejando un lugar enorme del otro lado de la cama. Si bien es lindo, porque nos sentimos reconfortadas, también terminamos muchas veces contra el filo del colchón!

Y la manta?

Cuando comenzamos a sentir frío en la madrugada y de repente nos damos cuenta de que se nos han llevado la manta, claro que tenemos frío! Suavemente para no despertarlo, intentamos correr la frazada para nuestro lado, intentando no destaparlo por supuesto! Pero esto no da muy buen resultado y en poco tiempo nos damos cuenta que la hemos perdido nuevamente! Tendrían que inventar frazadas mas largas!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.