Limpieza de tu Zona Íntima: Mitos y Realidades



Mantener una buena higiene femenina es muy importante para la vida sexual. La limpieza de esta zona puede ayudar a evitar muchas infecciones, enfermedades y desbalances que pueden afectar a la salud. Estos son algunos mitos y realidades sobre el tema.

Quizá quieras ver: 14 Peinados de Peinados que Puedes Hacerte en Sólo 3 Minutos

Tanto la vulva como la vagina están expuestas a diferentes circunstancias que pueden favorecer infecciones: los cambios hormonales, las relaciones sexuales, la toma prolongada de antibióticos y su proximidad al recto.

LIMPIEZA DE TU ZONA ÍNTIMA MITOS Y REALIDADES

Para mantener la zona íntima saludable es indispensable conocer cómo se realiza una correcta higiene.

A continuación, algunas sugerencias.

  1. Es aconsejable limpiar la zona íntima una sola vez al día externamente con agua pura. No es aconsejable usar jabón, ya que el cebo del mismo puede producir alergias.
  2. No se debe usar jabones especiales ni duchas vaginales internas. Cierto, aunque la mayoría de ginecólogos desaconseja el uso de jabones especiales dado que puede desbalancear el ph interno, muchas mujeres se sienten más seguras usando algún producto para su higiene íntima. Se debe consultar el producto adecuado puesto que la vulva y la vagina están colonizadas por bacterias que cuando están en equilibrio sirven de barrera contra infecciones. Por eso se recomiendan productos que no las destruyan y que respeten las características de la mucosa. Deben escogerse jabones neutros que sin compuestos agresivos ni productos químicos complejos. Las duchas vaginales sólo son recomendables por indicación médica.
  3. Es Aconsejable: limpiar la zona íntima con movimientos determinados. La vulva siempre se debe limpiar de adelante hacia atrás pues por estar tan próxima al recto es susceptible de infecciones.
  4. Usar solamente protectores diarios en caso de un flujo fuerte por el ciclo menstrual o cuando se está en un tratamiento con cremas u óvulos. En verdad, los protectores diarios no permiten una ventilación adecuada de la zona íntima y favorecen el exceso de humedad y calor, lo que puede derivar en infecciones vaginales.
  5. Tampones. Deben ser usados por tiempo determinado. En el mercado se encuentran tampones que garantizan una completa absorción del flujo menstrual, que disminuyen los olores y la sensación de humedad, y son completamente seguros para utilizar.LIMPIEZA DE TU ZONA ÍNTIMA MITOS Y REALIDADES
  6. Hay que depilarse completamente el área del bikini. Esto es falso. El vello púbico tiene una función protectora de la zona íntima, detiene el sudor y el roce con la ropa interior y aísla la vagina evitando la aparición de infecciones.
  7. Cierto es que en caso de incontinencia urinaria se deben usar compresas especiales, están diseñadas específicamente para estos casos. Los urólogos recomiendan el uso de jabones adecuados y absorbentes específicos para disminuir el riesgo de infecciones, problemas dermatológicos y evitar el olor.
  8. No es necesario cambiarse la ropa después de mojada. Falso. Debido a que la humedad facilita la proliferación de hongos y bacterias, toda ropa debe ser cambiada una vez se haya mojado
  9. El material con el que está elaborada la ropa interior cuenta. Cierto. Es recomendable usar ropa interior de algodón o con cubierta de algodón y evitar las tangas. Los materiales sintéticos favorecen las condiciones que desequilibran el pH natural.

Quizá quieras ver: Los Secretos del Agua Oxigenada para sentirte más Belleza

Siempre se debe prestar atención al olor, al color y la consistencia del flujo vaginal. Algunas variaciones en estos factores pueden deberse a cambios hormonales. Es importante consultar con el ginecólogo en caso de notar cambios que no correspondan al ciclo menstrual.

1 comentario en “Limpieza de tu Zona Íntima: Mitos y Realidades”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.