Hola chicas! Han visto que últimamente las muñecas parecen diosas impresionantes e inalcanzables? Si, aquellas con las que jugábamos de pequeñas, ahora están súper maquilladas y tienen esos cuerpos espectaculares que nosotras quisiéramos tener. Incluso ni que hablar de ese cabello que lucen de salón de belleza siempre!

muñeca sin maquillaje

Varias encuestas se han hecho al respecto y se ha llegado a la conclusión de que este tipo de juguetes no ayuda a pasar una buena infancia, por el contrario condiciona al niño, que en vistas de lo que se le presenta, quiere lucir exactamente con esa hermosa muñeca con la cual juega.

JUGUETES

Los juguetes han cambiado mucho a razón de las épocas y quienes los diseñan han dejado de pensar que son para niños, pensando siempre en formar algo mucho mejor y más de acuerdo a sus ideas. Por ejemplo, las muñecas Barbie, son extremadamente delgadas en la cintura, con un busto enorme y unas caderas envidiables. Ni que hablar de esas hermosas y largas piernas que lucen.

MUÑECAS

muñeca sin maquillaje2

Esta creación es el ideal de belleza de quien la ha creado y no es algo que se adapte a la realidad. Toda persona es diferente, nadie es tan alto o tan delgado como para lucir igual a una Barbie. Estas muñecas con las cuales las niñas juegan a temprana edad, suelen introducir ideas de belleza que están muy por fuera de los padrones normales, haciendo que se lleguen a cuadros importantes en la edad adulta.

Recuerda que el niño está formando su personalidad desde temprana edad hasta que termina el liceo. Si bien los factores familiares ayudan, los factores externos y lo que les enseñamos influyen mucho en eso.

PROYECTO

Teniendo esto en mente, Nickolay Lamm, artista y diseñista norteamericano, criticó lo padrones de belleza de las muñecas Barbie, diciendo que estas eran creadas de una forma muy sensual para ser juguetes dirigidos a niños de 5 años.

estilo-catraca-livre-bonecas-Bratz-5

En vista de esto, la australiana Sonia Sing, retiró del diseño de las muñecas Bratz todo lo que tiene relación al maquillaje, dejando el rostro de las mismas de una manera más natural. Asimismo, cambió el diseño de la figura, haciéndola mucho menos sensual y sexy, lo cual se ajusta a los padrones de la infancia.

En este proyecto, Sonia Sing, intenta reivindicar la naturalidad y belleza de las muñecas dejándolas muy parecidas con las niñas que juegan y adoran este tipo de juguetes. Habiendo conseguido al final del proyecto, una proyección justa entre quienes compran estas muñecas, luciendo de la misma forma que las niñas son.

Ha sido un trabajo inspirador en el cual se intenta adaptar y volver a cada etapa de la vida lo que realmente es, que los niños no pierdan a temprana edad la sabiduría de ser niños, experimentando el mundo a su manera y formando su personalidad de una forma más segura.

 

Deja un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.