Por qué estar enamorado te pone triste?



Hola chicas! Sabían que el estar enamoradas muchas veces nos deja triste? Saben por qué es que esto sucede? Muchos trataron de explicarlo pero en realidad es un sentimiento que muchas veces no tiene explicación, cada quien lo vive y lo siente a su manera, aunque se pueden destacar parámetros comunes en ello.

Primeramente debemos descubrir qué es estar enamorados, para luego dedicarnos al sentimiento de tristeza que se esconde detrás de todo ese cariño que sentimos y que de repente nos embarga.

Enamorarse

Por qué estar enamorado te pone triste

Cuando te enamoras no dejas de pensar en ese chico con el que sales. Pasas cada segundo imaginando qué estará haciendo en ese momento y si estará pensando en ti. Pensamos que encontramos la persona perfecta para estar con nosotras, que nos va a retribuir del mismo modo que nosotros le dedicamos y de compartir el día a día.

Imaginamos tanto y de tantas formas en nuestro sentimiento por la persona amada, que quedamos agotados de tanto pensar.

Pero luego comenzamos a crear pensamientos nuevos, basados en todas esas cosas que estamos sintiendo y si en algún momento se acaba lo triste que nos pondríamos. Comenzamos a ver fantasmas por todos lados.

Amar más de la cuenta

Enamorarse

En ese momento en el que no sabemos cómo proceder nos toma por sorpresa la incertidumbre de hacer o dejar de hacer, nos aferramos más fuerte a nuestro sentimiento y al no dejar ir a la persona que en realidad no se ha ido, porque está a nuestro lado o aplicamos la teoría del desapego, donde todo fluye y dejamos que todo siga su curso?

Pero también dudamos, porque si nos aferramos al desapego, quien nos garantiza que todo saldrá bien y que estaremos siempre al lado de la persona amada y que ella de igual forma nos retribuirá con su amor?

Nos cubre la tristeza de sentir tanto amor por alguien y temer que de repente toda esa belleza y momentos hermosos que estamos viviendo puedan llegar a terminar. Y si eso sucede como podemos proceder al respecto.

Enamorarse

Porque la vida es un camino que en algún momento llega a su fin, todo nace y fenece, al igual que las relaciones, y esto nos hace entrar en un conflicto interno. Es en ese momento que empezamos a luchar contra la corriente, en la posibilidad de extender esos momentos de la mayor forma posible, haciendo con que el tiempo no se termine y podamos fijarlos en la memoria, no como un recuerdo sino como una nítida vivencia.

Es una lucha contra el tiempo para que este no pase y ese momento no se vaya. O al menos eso tratamos de hacer, aunque sabemos que es una batalla que no vamos a ganar, cuando amamos sabemos que todo vale la pena intentar.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.